10 Tips para crear tu Marca Personal

 

¿Qué es una marca personal? Una marca personal es similar a una marca corporativa. Es quien tú eres, que representas, tus valores y la forma en que los expresas. Con esta puedes comunicar una identidad única y un valor claro a posibles clientes. En otras palabras, eres tú, tu historia, tu esencia.

 

Imagínense si hoy día una marca personal es importante, que el 85 por ciento de los gerentes de reclutamiento indican que eso influye en la contratación de un empleado. De igual forma, eso impacta a los prospectos o clientes que quieran contratarte para servicios o comprar tus productos.

 

Por esta razón, lo más recomendable es que tengas una marca personal que incluya estrategias de mercadeo tanto online como offline. Donde puedas resaltar tus fortalezas, crear una reputación, generar confianza y aportar a tu comunidad e industria. Si se cultiva bien, su marca personal indicará a los empleadores si usted será o no la persona adecuada para un puesto abierto.

 

Desarrollar una marca personal toma tiempo y en las redes sociales, pudieras perder todo en cuestión de segundos, pero a continuación te comparto algunos consejos para que puedas crear una marca personal sólida.

 

  1. Define quién eres: Puede sonar obvio pero muchas veces yo le he preguntado a mis clientes o coachees qué les gusta, qué les apasiona, cuáles son sus fortalezas y debilidades, qué les motiva, para qué son buenas, cuál es su especialidad o experticia y no saben contestar. Así que toma nota de todo esto y siéntate, porque de ahí sacaremos nuestra esencia, valores, y lo que vamos a proyectar a otros, pero sobre todo, eso es lo que nos ayudará a diferenciarnos de la competencia. También, tienes que definir cuál es tu misión y visión, para poder alcanzar a tu mercado meta. Aquí te doy un ejemplo: Me reuní con una muchacha que va a comenzar a vender su línea de ropa, y todo lo que ella va a utilizar en el empaque van a ser productos reciclados o reusados. Debido a mi afinidad por este tipo de empresas, ya de entrada yo me siento identificada con su marca, lo cual le permite a ella por medio de su misión captar mercado.

 

  1. Define tu audiencia: Cuanto más específico definas a tu audiencia, más fácil será elaborar tu historia, porque así comprenderás mejor lo que necesitas compartir y dónde debes contarlo. Sé que muchas personas no quieren limitarse, pero como muchas marcas corporativas, un nicho o una marca no tiene que quedarse igual para siempre, cambiará a medida que tu carrera crezca. La mejor estrategia es elegir un área en particular en la que te gustaría enfocarte, con un nicho en específico y dejar que evolucione con el tiempo.

 

  1. Investiga tu industria y sigue a los expertos: Busca personas que tengan éxito en tu industria y examina lo que están haciendo, lee sus blogs, mira su contenido, evalúa su estrategia, cómo conecta con su audiencia y demás, para que veas que te gustaría sacar de él o ella como ventaja o qué le falta que tú tienes para que lo tomes como factor diferenciador. Todos sabemos que, al crear una marca personal, el objetivo es destacar; pero ojo, no podemos llegar a la cima sin antes hacer un inventario de quién ya está allí y cómo lo logró.

 

  1. Crea, practica y apréndete tu pitch elevator: Como comenté en el artículo de la semana pasada, es esa información de ustedes precisa y concisa que ofrecerán a sus prospectos o personas tan pronto se presenten.

 

  1. Mantente activo en las redes sociales: Plataformas como Facebook, Instagram y linkedin son perfectas para llevar tu marca personal, posicionarte y atraer clientes. Aunque no lo creas, una muchacha en consultoría me preguntó si realmente era necesario tener presencia en las redes y hacer stories para vender un producto, ella se cuestionaba qué efecto tenía y sí yo sinceramente creía que eso funcionaba.

Y mi respuesta fue la siguiente: Funcionan tanto que la prueba es que gracias a las redes ahora mismo tu y yo estamos hablando. Ella me contacto por Instagram, así que obviamente, el yo tener activas mis redes y sobre todo utilizarlas para posicionarme a través de contenido de valor es lo que hace la diferencia entre competidores.

Por su parte, Linkedin te permite tener un blog en la plataforma, puedes conectar con otros colegas y profesionales para que estén al pendiente de lo que estás haciendo. De igual manera, en Linkedin puedes solicitar endosos. Personas que conozcan tu trabajo para que avalen que la experiencia que tienes es cierta.

 

  1. Solicita referencias: Facebook es otra que te permite que la gente te evalúe, es importante que solicites esos endosos o recomendaciones porque al final, son los que añaden valor y credibilidad a tu marca. Esos perfiles de tus redes deben estar optimizados, la información necesaria completa y con una foto actualizada, ya que al final, las redes sociales son  tu mejor carta de presentación. Sin embargo, tienes que educarte, no es publicar por publicar ni inventar en las redes, tienes que invertir en educación y promoción.

 

  1. Haz crecer tu audiencia:  Por alguna razón, las personas tenemos la percepción de valorar más a los que tienen más de mil seguidores. Sin embargo, todos comenzamos en 0, excepto celebridades que abren sus cuentas y ese mismo día pasan el millón, pero aun ellos comenzaron su carrera desde 0. Así que procura, así sea a paso lento pero firme hacer crecer a tu audiencia. Mi recomendación es que intentes sobrepasar los mil seguidores para que la gente perciba que vale la pena invertir en ti, pero eso si, jugando limpio, sin comprar seguidores si no ir formando esa comunidad de clientes metas.

 

  1. Establece tu imagen: Primero con respecto a la parte física, es importante que las fotografías que utilices en tus RRSS sean o se vean profesionales; y no necesariamente tiene que ser tomadas por un fotógrafo. Yo pienso que siempre hay una amiga o un familiar que es aficionado a la fotografía, así que además de pasar un buen rato siendo su modelo, puedes alcanzar esa imágen profesional que les dé seguridad a tus seguidores.

 

  1. Se sincera con lo que dices, haces y con lo que recomiendas: En muchas ocasiones me han hecho acercamiento en servicios o cursos gratuitos para que yo los promueva con mi comunidad. Sin embargo, si no va ligado con las necesidades de mi audiencia, si yo misma no lo compraría, si la imagen no es la que quiero promover, yo simplemente digo que no. Para mí, mi trabajo, y mi credibilidad va por encima de todo

 

  1. Consistencia: Uno de los tips más importante, ya que una marca no se crea ni se desarrolla de la noche a la mañana, cuesta mucho esfuerzo para crearla y solo unos segundos para perderlo todo, como te mencione al inicio.

 

  1. Por último,  se tu misma y disfruta: Al principio es normal sentir miedo a exponerse en las redes. Sin embargo, pueden pasar años y no alcanzar las metas que te planteas para el crecimiento de tu marca. Ahí esta la importancia del branding, por ejemplo, cuando comencé mi marca era de color amarillo, porque yo quería algo neutral, así que por querer hablarle a todo el mundo no le estaba hablando a nadie. Entonces hice la prueba un día subiendo un post rosa, y eso fue como un boom para mis seguidores. Por ello, debes evaluar qué te funciona y qué no, hasta que des con lo que te sientas cómoda; en mi caso amo el rosa, y mi audiencia se sintió identificada, ya que en su mayoría son mujeres.

 

Por último, espero que hayas tomado nota, y que esta información te ayude con el mercadeo de tu negocio. No olvides seguirme en las redes sociales, puedes encontrarme en las redes sociales como Coach Francheska Vázquez.

 

Para más información visita el episodio número 17 de mi podcast Emprende Digital, donde converso acerca de este tema. Deja tu comentario y recomienda este artículo a algún emprendedor como tu. Si deseas mejorar la imagen de tu negocio, aumentar las ventas e ingresos, establecer tu estrategia de mercadeo y contenido, comunícate conmigo, estoy para ayudarte.

Close

50% Complete

Two Step

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.